CLÍNICA CARRASCO - Avda. de Grecia, 35 (Esquina Avda. Alemania)

+34 954 231 944 info@clinicacarrasco.com

A pesar de que conocemos el efecto nocivo del sol en nuestra piel, pocos son los que renuncian a tener ese tono bronceado que tanto favorece, y voluntaria o involuntariamente, nos pasamos horas y horas expuestos al sol acumulando en nuestra piel un fotodaño que nos hace mostrar a la vuelta del verano la peor cara de nuestra piel.

Como sabemos, el envejecimiento cutáneo se debe fundamentalmente a dos factores: el intrínseco, que es el envejecimiento genético por el paso de los años, y el extrínseco, que se debe a factores externos. De estos últimos, el factor solar es responsable hasta de un 80% del envejecimiento cutáneo, y las consecuencias se pueden resumir en 3 problemas derivados: La manchas faciales, la elastosis solar o pérdida de firmeza en la piel, y la arrugas asociadas al proceso oxidativo.

El daño solar actúa en la piel a nivel de epidermis enlenteciendo el metabolismo celular y provocando la aparición de manchas. A nivel dérmico disminuye las fibras de colágeno y elastina provocando la pérdida de densidad y elasticidad y provocando la aparición de arrugas.

La puesta a punto post verano debe basarse en técnicas que actúen en todos los niveles donde se ha producido el daño, y para ello se emplean diferentes terapias que pueden hacer uso de la cosmética de tratamiento, técnicas de estética avanzadas para la preparación de la piel y tratamientos manuales, así como tratamientos de medicina estética que van a actuar a niveles más profundos. Todo ello con el objetivo final de conseguir una piel más rejuvenecida, más luminosa y más bonita que nunca.

Los cuidados y tratamientos que te proponemos son los siguientes:

  • Cosmética de tratamiento Es una cosmética de tratamiento de última generación que cuenta con una gran investigación a sus espaldas. Contiene en sus fórmulas magistrales principios activos para potenciar la belleza natural de la piel, combatir el envejecimiento, y reparar y controlar el desequilibrio manteniendo su salud.

Toda su cosmética tiene un patrón común: principios activos en alta concentración, que según sea el tipo de crema van contrarrestar entre otras cosas la actividad de la tirosinasa (enzima responsable de la síntesis de melanina) en el caso de los despigmentantes; vitamina C , proteoglicanos  para contrarrestar radicales libres; Silicio orgánco para combatir la flaccidez, etc.

 

  • Exfoliación, extracción e hidratación. Todo esto se combina en un tratamiento con una aparatología muy novedosa en el campo de la estética avanzada, eliminando células muertas y limpiando las impurezas de todos los poros de la piel. Este tratamiento puede complementarse con serums de tratamiento y masajes faciales.

 

  • Hidratación profunda de la piel. Para el tratamiento de la hidratación profunda de la piel se emplea un ácido hialurónico estabilizado de baja densidad a través de microinjecciones. El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo y su función principal a nivel dérmico es la absorción de agua para mantener un nivel óptimo de hidratación de nuestra piel. Este tratamiento se realiza normalmente en 3 sesiones distanciadas 2-4 semanas.

 

  • Reparación de fotodaño. El peeling de ferulac contiene un combinado de ácido ferúlico y vitamina C entre su formulación. La acción del ácido ferúlico se centra en la reparación del ADN y proporcionando a la piel protección frente a la radiación UVA y UVB, la vitamina C actúa como antioxidante.

 

  • Agentes antioxidantes para potenciar la luminosidad: Mediante las inyecciones intradérmicas de Mesoterapia con vitaminas y ácido hialurónico introducimos un cóctel polirevitalizante de 55 ingredientes activos y ácido hialurónico. El ácido hialurónico, como hemos explicado, proporciona flexibilidad al tejido; el coctel de vitaminas y oligoelementos contiene activos que van a actuar favoreciendo la producción de colágeno y elastina, la estimulación de funciones vitales de las células, como antioxidantes reduciendo la síntesis de radicales libres, reparando las lesiones cutáneas, etc. Dependiendo del estado de la piel, se recomienda un mínimo de tres sesiones distanciadas una o dos semanas entre sí.

 

Sin embargo, la mejor forma de combatir los efectos menos deseados del envejecimiento comienza con unos buenos hábitos de salud y belleza: utiliza a diario protección solar, haz ejercicio de forma regular, bebe 2 litros de agua al día, come saludablemente y duerme las horas suficientes. Y tu piel seguro que te lo agradecerá.

SOLICITA INFORMACIÓN O CONSULTA AL ESPECIALISTA

15 + 8 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.