fbpx

Llega el momento de volver de las vacaciones e incorporarse a la rutina. Las vacaciones son reparadoras para la mente, pero no para la piel, a la que hemos sometido a muchas horas de sol, cremas solares, y descuidos en las rutinas de higiene. Las consecuencias más visibles suelen ser un desequilibrio que se manifiesta visiblemente de diferentes formas: manchas faciales, exceso de grasa, pérdida de luminosidad.

Además, el factor solar es responsable hasta de un 80% del envejecimiento cutáneo, que da lugar a 3 problemas derivados: Las manchas faciales, la elastosis solar o pérdida de firmeza en la piel, y las arrugas asociadas al proceso oxidativo.

El daño solar actúa en la piel a nivel de epidermis enlenteciendo el metabolismo celular y provocando la aparición de manchas. A nivel dérmico disminuye las fibras de colágeno y elastina provocando la pérdida de densidad y elasticidad, y la aparición de arrugas.

Las primeras medidas que se deben tomar deben ir encaminadas a recuperar el equilibrio de la piel y reparar el fotodaño.

  • Higiene facial: Limpiar y equilibrar

La higiene facial realiza una limpieza profunda de la piel, liberándola de impurezas y permitiendo que los activos aplicados posteriormente se absorban mejor. Se emplean activos que estimulan la regeneración de la piel

  • Combatir el fotodaño

Los peelings reparadores reducen el estrés oxidativo de la piel mediante un coctel de antioxidantes y otros compuestos que ayudan a combatir e fotoenvejecimiento de la piel, pueden hacerse en épocas de verano pero con precaución, nunca debe de prescindirse del protector solar

  • Hidratación profunda: Restablecer el equilibrio hídrico

La hidratación profunda con ácido hialurónico no reticulado, que hidrata sin dar volumen, proporciona jugosidad y elasticidad a la piel, favorece el sistema inmunitario, estimula la formación de colágeno y combate la flacidez.

  • Nutrirla adecuadamente

La cosmética clínica trabaja con principios activos en alta concentración, los cosmecéuticos combinan principios activos y capacidad regeneradora añadiendo un plus al cosmético habitual. Los tratamientos domiciliarios son los “deberes de casa” que prolongan y potencian el efecto de cualquier tratamiento de cabina o médico-estético.

SOLICITA INFORMACIÓN O CONSULTA AL ESPECIALISTA

3 + 5 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies