CLÍNICA CARRASCO - Avda. de Grecia, 35 (Esquina Avda. Alemania)

+34 954 231 944 info@clinicacarrasco.com

Las cremas cosméticas son hoy por hoy unos magníficos aliados de aplicación diaria que nos ayudan sobre todo a ocultar imperfecciones, embellecer, proteger y retrasar el envejecimiento.

Hidratante, protector solar, serums, cremas con activos… pero, ¿sabemos cuál es el correcto orden de las cremas? Cuando no lo hacemos bien, podemos perder efectividad en la acción de las cremas.

Aunque nuestro día a día nos sobrepasa y esto es una tarea añadida a la que medio le prestamos atención, merece la pena dedicarle unos minutos al cuidado correcto de nuestra piel. Estos minutos dedicados hoy seguro te serán compensados por tu piel el día de mañana.

Lo procesos a los que se expone la piel a lo largo del día, van a ser diferentes que a lo largo de la noche. Existen estudios que han comprobado el comportamiento circadiano de las células madres de la piel que hacen que estas  se centren a protegerse de día de factores como la luz ultravioleta, bacterias y virus, etc,  y de noche a regenerarse. En consecuencia, tanto los cuidados  cosméticos como los cuidados de día y de noche, aunque parecidos, han de ser diferentes.

 

De noche,

1.- Desmaquillante, para eliminar los restos de maquillaje y suciedad acumulados a lo largo del día. Existen de muchos tipos, cremas, leches limpiadoras, jabones (es importante que sea específico para desmaquillar), etc. Las aguas micelares a veces se quedan a medio camino de la acción de una leche limpiadora y del activo del paso siguiente: el tónico facial.

2.- Tónico facial. El tónico aporta frescor, elimina restos de crema y suciedad, reequilibra la piel después del limpiador, y la prepara para recibir las cremas de tratamiento. No prescindas de él.

3.- Serums/cremas de tratamiento. Pueden incorporar péptidos para regular las funciones celulares, retinol, activos despigmentantes, etc.

4.- Hidratante. Las que se emplean durante la noche suelen ser las nutritivas, y van encaminadas a potenciar el proceso regenerativo de la piel.

5.- Contorno de ojos. . La piel del contorno del ojo es extremadamente fina dejando ver los capilares de esta confiriéndole una coloración azul rojiza. Las cremas del contorno de ojos contienen normalmente activos para la mejorar la actividad vascular y descongestionar y drenar para evitar la retención de líquidos. El masaje que hacemos en esta zona también ayuda a la descongestión. Si tienes tendencia ojeras, elige un buen contorno de ojos y verás como se han atenuado las bolsas de los ojos y mejora considerablemente esta zona de tu rostro tan importante.

Es importante exfoliar la piel periódicamente. Dependiendo del tipo de exfoliante empleado, se deberá hacer una o varias veces a la semana, pero no más de tres veces por semana. El exfoliante ayuda a eliminar células muertas de la piel y facilitar el camino  a los principios activos de las cremas de tratamiento. Después de la aplicación de los exfoliantes, suele apreciarse una piel más unificada y luminosa. Esto se debe a que las células muertas de nuestra piel provocan irregularidades imperceptibles en nuestra piel, que no reflejan la luz de igual modo que una superficie lisa. Los exfoliantes “pulen” la superficie de nuestra piel provocando más reflejos de luz que se traduce en una piel más luminosa. La acción queratinolítica de algunos peelings eliminan también queratinocitos que contiene melanina provocando este efecto de aclaramiento de la piel.

Durante el día

1.- Desmaquillante o leche limpiadora. Es importante limpiar la piel  para eliminar productos de desecho que excretan las células durante la noche. Estos detritus de las células contienen sustancias hidrosolubles y liposubles, y ambas son perfectamente solubilizadas por las leches limpiadoras.

2.- Tónico facial. Al igual que en el proceso de día, se emplea  y preparar la piel para el siguiente paso.

3.- Cremas de tratamiento/serums. Las cremas de día suelen ir encaminadas a iluminar el rostro, contener agentes antioxidantes, dar resplandor al cutis, etc. Suelen emplearse principios activos como vitamina C, urea, acido hialurónico, etc

4.- Hidratante. Las cremas hidratantes de tratamiento con principios activos iluminadores, antioxidantes, etc, pueden sustituir a los serums faciales, o combinarlos con ellos

5.- Protector solar. El protector solar es imprescindible para evitar las agresiones de las radiaciones ultravioletas en la piel, el factor que más envejece. Debe usarse tanto en invierno como en verano. Ayuda a prevenir  el fotoenvejecimiento cutáneo y en consecuencia el envejecimiento prematuro de la piel. La duración de su efecto es limitada, por tanto debemos repetir su aplicación cada dos o tres horas y debe usarse incluso en invierno.

Es preferible utilizar hidratante y después protector, que un cosmético que combine ambos. El protector solar rompe la cosmética de tratamiento, haciendo perder a ésta parte de su efectividad.

6.- Maquillaje. Muchos maquillajes incorporan protección solar en su formulación, pero esta no suele ser lo suficientemente efectiva en las épocas de radiaciones violetas mas elevadas, por tanto hay que combinarlo con un factor de protección.

SKINCLINIC es una cosmética clínica avanzada centrada en el tratamiento. El laboratorio Skinclinic está muy especializado en tratamientos despigmentantes y antivejecimiento cutáneo para diferentes edades y tipo de piel. Detrás de esta cosmética hay una alta y cualificada investigación, y contienen una elevada concentración de principio activo.

Si deseas una información ampliada o asesoramiento sobre tratamientos cosméticos, puedes hacerlo rellenando los campos de abajo.

 

5 + 7 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.