La celulitis o piel de naranja es un problema estético que afecta a 9 de cada 10 mujeres, pero también a algunos hombres. Suele tener un origen hormonal, de ahí que sea más frecuente en las mujeres y aparezca después de la pubertad. Además, está influenciada y se puede ver agravada por hábitos de vida y una alimentación poco adecuada.

¿Por qué aparece la celulitis?

Se produce por una suma de varios factores en los que influyen

  • Factores circulatorios.
  • Engrosamiento de las células adiposas
  • Endurecimiento del tejido conectivo

La celulitis se produce por cambios fisiológicos y funcionales y en consecuencia se produce un trastorno circulatorio y un aumento del tamaño de los adipocitos, que son las células donde se almacena la grasa. Los adipocitos se almacenan en forma de racimos en torno a unos septos que conectan una capa de la piel con otra, que pueden perder su elasticidad y endurecerse. El aumento del tamaño del adipocito empuja a la piel y va a provocar abultamientos dando lugar a la conocida piel de naranja.

Tratamientos celulitis

¿Cuáles son las causas de la celulitis?

Aunque existe un componente genético que puede tener una gran influencia y habrá personan con una mayor predisposición genética que otra. Sin embargo, existen varios factores modificables que pueden empeorar la situación:

  • Falta de ejercicio. El ejercicio físico favorece la circulación, por lo que la vida sedentaria puede empeorar la situación y agravar el problema
  • Mala alimentación. El consumo en exceso de azúcares que pueden ser transformados en grasas, grasas saturadas pueden aumentar la ingesta de calorías y provocar el aumento de los adipocitos. El exceso de sal provoca una mayor retención de líquidos
  • No beber agua en cantidad suficiente. El consume de al menos un litro y medio de agua facilita la eliminación de toxinas y mejora el edema
  • Ropa estrecha. Pantalones demasiado ajustados o tacones altos empeoran la circulación y el retorno venosos
  • Estrés.
  • Alcohol y Tabaco. Incorporan una mayor cantidad de toxinas al organismo. El alcohol impide una correcta depuración del material de desecho y el tabaco dificulta la circulación sanguínea

¿Se puede prevenir la celulitis?

Para mejorar o combatir la celulitis es siempre conveniente seguir los siguientes consejos:

  • Mantener una dieta saludable y equilibrada. El consumo de alimentos con un alto contenido en fibra para poder así regular el tránsito intestinal, en especial frutas, verduras y frutos secos.
  • Evitar la sal para evitar la retención de líquidos
  • Reducir el consumo de azúcar y grasas saturadas
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco
  • Tomar dos litros de agua a lo largo del día.
  • Realizar ejercicio físico. Se recomienda al menos tres horas de ejercicio moderado o intenso a lo largo de la semana
  • Evitar el estrés.
  • Cuidar la vestimenta y el calzado, evitando tacones excesivamente altos y ropa muy ajustada.
  • Intentar sentarse con las piernas paralelas entre sí más que de forma cruzada.
  • Someterse a tratamientos médico estéticos, drenantes o tratamientos con aparatología avanzada que mejoren los problemas causantes de la celulitis

¿Cualés son los mejores tratamientos para combatir la celulitis?

  • Es una técnica que utiliza la presión de aire a modo de masaje mediante la presión y descompresión alterna, activando el sistema linfático con el fin de mejorar la circulación en todo el cuerpo
  • Es una de las mejores técnicas para el tratamiento de la celulitis, ya que combina 4 técnicas en un solo cabezal
  • Es una técnica de medicina estética mediante la cual se inyecta un coctail de sustancias lipolíticas, sustancias que favorecen el drenaje linfático, o que estimulan la producción de colágeno combatiendo la flacidez.
  • Drenajes linfáticos manuales. El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa mejorando las retenciones y los edemas.
  • es una variante del masaje tradicional añadiendo a las manos un cabezal giratorio unido a una cánula que hace vacío permitiendo que el trabajo del especialista llegue a más profundidad en los tejidos, mejorando la vascularización del tejido y el edema y el componente fibrótico de la celulitis.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies