CLÍNICA CARRASCO - Avda. de Grecia, 35 (Esquina Avda. Alemania)

+34 954 231 944 info@clinicacarrasco.com

Vegano se dice de aquella persona que no comen NINGÚN producto animal. Ya sea por creencia, por simpatía con los animales o por seguir el ejemplo de muchos famosos, rechazar; la carne, el pescado, huevo, lácteos, manteca, gelatina e inclusive miel, es una tendencia que se ha visto incrementada durante los últimos años.

A diferencia del vegetarianismo, el veganismo constituye un estilo de vida. Los motivos por ser vegano incluyen el rechazo del maltrato de los animales en cautiverio y la filosofía de que los animales producen sus respectivos productos para su propio uso (la vaca produce leche para alimentar a su becerro, las abejas miel para el consumo de su propio enjambre) y que quitárselos supone un robo cruel. Los veganos más estrictos no acceden a usar productos derivados de animales, como el cuero, la seda o determinados jabone y cosmética. Incluso hay veganos que van más lejos  y no cocinan la verdura. Son aquellos que siguen la dieta conocida como crudivegana.

Cuando se elimina un grupo de alimentos, en este caso muy amplio ya que incluye todos los de origen animal, hay una serie de nutrientes que son muy difíciles de alcanzar solo con vegetales:

  • Vitamina B12

La Vit.12 es esencial para tener los glóbulos rojos sanos y puede ayudar a prevenir la anemia. Esta vitamina solo se encuentra en los productos de origen animal. Los veganos usan: cereales, leche de soja y otros productos permitidos fortificados con esta vitamina. El uso de suplemento es imprescindible.

  • Proteínas

La proteína ayuda a construir y preservar los músculos, los órganos, la piel y los huesos sanos. Si solo se consumen vegetales, hay que tener cuidado y tomar gran variedad de estos diariamente como: frutos secos, legumbres,…además hay que ser muy cautelosos a la hora de mezclarlos a fin de obtener proteína de mayor calidad.

  • Hierro

Desempeña un papel fundamental para el correcto funcionamiento de los glóbulos rojos, el transporte de oxígeno y la producción de energía.

Es difícil consumir suficiente hierro con una dieta vegana, ya que a partir de productos cárnicos se absorbe más fácilmente que a partir de fuentes vegetales. Deben tomarse muchas verduras de hoja verde, guisante, lentejas,….y acompañarlos de alimentos ricos en vitamina C que ayuden a la absorción y asimilación de este.

  • Calcio

Mineral imprescindible para la formación de huesos y dientes. Las principales fuentes de calcio son los productos lácteos. Las verduras verdes como el brócoli y la col rizada también contienen calcio, pero basarse solo en los vegetales de color verde oscuro para obtener calcio puede hacer que corramos riesgo de tener deficiencia de este nutriente.

  • Ácidos grados Omega-3

Ayudan a promover el tejido sano, el desarrollo del ojo y cerebro, y preservar la salud cardiovascular. Si no se ingiere pescado o huevo, se puede optar por productos enriquecidos pero estos suelen ser raros y caros, por lo que hay que considerar la posibilidad de suplementar.

Por todo esto y más los especialista coincidimos en que “la alimentación vegana es una dieta complicada que si se decide adoptar hay que hacerlo con los suficientes conocimientos y siempre recurriendo a un especialista que controle los riesgo que dicha dieta supone´´.

Por: Inés Martín Pila

Experta en Dietética y Nutrición

SOLICITA INFORMACIÓN O CONSULTA AL ESPECIALISTA

15 + 5 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.