COMO QUEDARSE EN CASA Y EVITAR PONER PESO

Quedarse en casa tiene sus cosas buenas, pero demasiadas horas nos pueden hacer asaltar con frecuencia la despensa o el frigorífico.

Es importante estar saciado y respetar las 5 comidas al día. No saltarse las medias mañanas y medias tardes pero con alimentos que aporten nutrientes y desplacen a otros alimentos ricos en calorías y aditivos poco saludables.

Las cinco comidas nos ayudan a evitar largas horas de ayuno, que sin darnos cuenta se van acumulando y se va a hacer notar sobre todo en la noche, a la hora de la cena haciendo que se nos “desate el monstruo”.

Así que organiza bien el día y no te saltes ninguna comida: desayuno, media mañana, comida, media tarde y cena. Intenta que sean saciantes y con pocas calorías, cualidad que reúnen las verduras, crudas o poco procesadas (a ser posible). Recuerda que los alimentos que mas nos cuesta masticar, como las zahorias, suelen ser los más saciantes, ya que mientras masticamos, se empiezan a estimular mecanismos que activan el centro de la saciedad. Comer despacio y beber agua o infusiones a lo largo del día, es muy recomendable para evitar comer en exceso.

Te ponemos un ejemplo de lo que puede ser la comida de un día:

Desayuno: Tostadas de jamón y aceite o tostadas de aguacate (contiene grasas saludables que te dejarán el estómago entretenido más tiempo que los azúcares simples)

Media mañana : Manzana, naranja, o alguna fruta con alto contenido en fibra. Otra opción pueden ser las barritas de zanahoria

Almuerzo: Puedes combinar una ensalada mixta, evitando añadirle alimentos con alto contenido calórico, como maíz o quesos, acompañando a un plato de legumbres o filete de carne o pescado. No olvides empezar siempre por la ensalada.

 

Media tarde: Una opción de merienda completa, sana, nutritiva y que nos puede dejar bien saciados es un combinado de yogurt, con fresas y un par de cucharadas de avena 

 

 

 

 

 

 

Noche: Revueltos de setas, calabacines, woks de verduras son ejemplos de  cenas ligeras y nutritivas que nos ayudan a terminar bien el día.

 

 

 

 

 

 

 

Recuerda que puedes enriquecer tus platos con diferentes especias, como el comino, pimienta, pimentón o ajo liofilizado. También hierbas aromáticas, como puede ser la albahaca, la hierbabuena o el cilantro, que le darán a tus platos un toque sabroso y refrescante.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies